Significados

Estrella de David

La Estrella de David (en hebreo מגן דוד, Magen David o Mogen Dovid en Hebreo Ashkenazi), también llamada escudo de David o sello de Salomón. Tradicionalmente el distintivo religioso del culto judío fue la menorá, pero la estrella de David ha tomado lugar dentro de los símbolos del judaísmo.

Formada por dos triángulos equiláteros superpuestos, creando una estrella de seis puntas— Desde la Edad media los distritos destinados a los judíos estaban indicados por esta estrella . Sobre la bandera está, desde que se estableció el estado de Israel. Una de las leyendas que circula entre el pueblo judío sobre el maguen David es la siguiente: Escapando el rey David de sus adversarios los filisteos, se escondió en el interior de una cueva.

Inmediatamente después de que él entrara, una araña tejió su tela dando a su hilado la forma de “estrella de David”. Esta tela de araña situada a la entrada de la cueva hizo que sus perseguidores pasasen de largo, pensando que si la tela de araña estaba intacta nadie habría pasado por allí en mucho tiempo.. Después del “milagroso” acontecimiento el rey adoptó ese símbolo como emblema de su escudo y el pueblo judío lo utilizó como protección.

El escudo de David no se menciona en la literatura rabínica. No existe una prueba arqueológica de su uso en Tierra Santa en la Antigüedad, incluso después del Rey David. Sin embargo, en una tumba del siglo III en Italia, se halló una Estrella de David. Es mencionada por primera vez, en el Eshkol ha-Kofer del caraíta Judá Hadasí (de mediados del siglo XII), dice en el cap. 242: “Siete nombres de ángeles preceden la mezuzá: Miguel, Gabriel, etc. ¡El tetragrammaton te protege! Y de  igual modo, el signo llamado ‘El Escudo de David’ está emplazado al lado del nombre de cada ángel.” Es, por lo tanto, en esta ocasión un signo sobre amuletos. Es posible que fuera la Cábala el origen del símbolo, que representaba la disposición de las diez Sefirot. Una copia manuscrita del Tanaj, fechada en 1307 y perteneciente a Reb Yosef bar Yehuda ben Marvas de Toledo, España, estaba decorada con el escudo de David.

En papiros mágicos de la antigüedad, se encuentran pentagramas, junto con estrellas y otros signos, en amuletos que portan los nombres judíos de Dios, y son utilizados como protección contra la fiebre y otras enfermedades. Lo más curioso es que sólo aparece el pentagrama y no el hexagrama.

En los grandes papiros mágicos de París y Londres hay veintidós signos paralelamente colocados, y un círculo con doce símbolos, pero ningún pentagrama ni hexagrama. El sincretismo de la cultura griega, el judaísmo y las influencias coptas probablemente no originaron el símbolo.

En las sinagogas, ocupó quizá el lugar de la mezuzah, y el nombre de escudo de David podría proceder de los poderes protectores que se suponía que tenía. El hexagrama podría haber sido emplazado originalmente también en la arquitectura ornamental de las sinagogas, como en la catedral de Brandeburgo y Stendal, y en la Marktkirche en Hanóver. Un pentagrama con esta forma se encontró en la antigua sinagoga de Tel Hum.